26.10.06

Conversaciones

yo solo puedo contar hormigas
que trepan por la pared.

ayer eras la falta de,
y hoy tenés un ojo nuevo:
"un botón que cuelga
como el zárate brazo largo".

te cuento del picaflor que come
de la planta que me alimentó,
y me hablas de lenguas a la vinagreta,
de 129 hablaciones de lenguas de ave,
de la razón absoluta de alá
y lo inconvincente de la ciencia
y los cosméticos para roedores.

después retrucás que te inhiben
mis formas de pensar tu instante:
decís que no es mi poema,
sino tu confesión rendija,
cuadrado en círculo, trapecio
en rombo, avión en pentágono,
escritura automática para tocarme.

3 comentarios:

ALTAMIRA dijo...

también eres buena.

momo dijo...

Automatica o no automatica, tu escritura-poema, llega, besotes!

agdamus dijo...

Y cómo!