1.7.07

odas a la infancia II


te cuento que no hay como los cielos patagónicos
y pones esa cara de, estas exagerando de nuevo...
te digo que no, que esas nubes son increíbles,
que una vez que experimentas esa libertad...

el ábol enorme que hay a la vuelta de mi casa
y la planta parásita que lo tapiza, manta verde, farzada
la gran urbe y sus exponentes naturales, aplastantes...
como estraño el cielo patagónico te digo, aunque no me creas

17 comentarios:

Niño Naranjo dijo...

¿Y que es de la vida del viento? ¿Y la de sus vecinos?, tan intrigado me tiene saber si usan o no la hornaya que usamos todos para calentar el pava para el mate...

Ignoto Transversal dijo...

Discúlpome por invadir territorio...

Recordé a Gerardo y su vida de pintor-pescador... sus telas gigantes y trágico-densas.

Ah, también la furia infantil que lo embargaba cuando perdía discusiones embestido por los argumentos de una niña rulienta y aguda.

En esos día él me detallaba las circunstancias y la desazón que lo embargaba tras cada derrota.

Comenzaba su relato de la siguiente manera: "¿sabés qué me pasó hoy?" y declaraba detalles. Yo sonreía, solo sonreía.

Rememoré, ahora, en la época de su no vida...

Abrazo.

JJ RICHARDS dijo...

Yo te creo...

Saludos!

JJ

lavacamariposa dijo...

hmm recordé el pueblo fantasma en el libro de Juan Rulfo, pedro paramo..
saluditos y besitos :)

montt dijo...

Almenaras. NOTABLE!

Cariños desde SCL

Montt

dear prudence dijo...

niño: la vida del viento, si te contara las vueltas q tiene q dar para enredarse en algo. los yuyos son muy escasos y achaparrados. ni las bolsas de supermercado saben q hacer... no se si toma mate, pero empuja y despeina y te tira tierra en los ojos q ni te cuento.

ignoto: q alegría su intromisión, hay cosas q casi no recordaba, jajaja.

jj: alegre por su visita, y más alegre por su último post MUY BUENO.

vaquis: más saludos y besos para vos. no leí el libro... ahora me diste intriga.

montt: pero muchísimas gracias!!!
me alegro q le guste lo q hacemos.
saludos de este lado para el suyo ^^

agdamus dijo...

Bravo por el sonido Almenaras!!

Anónimo dijo...

donde es?
donde es la calle?
de donde es el viento?
pasan sombreros volando?

dear prudence dijo...

eso es en trelew,
centenario al 1500:
la calle es el viento
es la tierra y el cielo
las nubes gordas gordas

no vuelan sombreros,
vuelan pájaros que se estrellan contra las torres de luz de alta tensión, vuelan personas, y a veces pasas vacas...

dear prudence dijo...

gracias gracias
me alegro q te guste agdamus!

un saludo.

isa dijo...

¿es cierto que el viento extravía los ojos de quien peina?

Edwardo Almereyda dijo...

puedo entrometerme? jamás estuve en trelew aunque esa imagen habla sola, pero siendo yo una persona que necesita de la patagonia, cada unos años, para reencontrarse, no puedo menos que emocionarme con lo que has escrito, y entrometerme, y asi lo hago. Un saludo. bello lugar, bellos textos.

dear prudence dijo...

hola edwardo!
me encanta q la gente se entrometa, metase cuanto quiera. y bienvenido a mi pequeño rincón.

dear prudence dijo...

isa:
el viento no solo extravía los ojos...
extravía los hilos que una se encarga de anudar desde el techo de su casa, por las calles, hasta otras casas, otras manos, otros corazónes.

Anónimo dijo...

sha me parecía
trelew donde nací.
sí pasan sombreros volando
y hombres que en vez de cambiar el que pierden, corren buscar el que el viento les sacó, de onda.

dear prudence dijo...

hola anónimo trelewense!!!
te juro q en los 12 años q viví ahí nunca vi a nadie con sombrero.

un saludaso, de onda.

Anónimo dijo...

no viste a nadie porque el viento los arranca, los lleva, creo que estan todos en gaiman, em parece, en ese tunel hacia irlanda
pero si viste gente correr son los que buscan los sombreros

salu!