10.7.08

psicozoomatización


no sabés llorar
sos un sapito panza arriba.
por suerte no sos tortuga
o mujer globo,
como yo.

5 comentarios:

mi dijo...

Ánimo que ese sapito no llora pero tampoco es príncipe, sólo mira al cielo implorando.

Fuerzas desde mi acá hasta su allá.
Saludos!

isa dijo...

Mirá, la cosa es así... hay un tiempo de tanteo "que te mido que me hago la interesante que pim pim que pum" después viene otro tiempo de suave estar amable entre las letras, de sorpresas y deslumbres y reconfirmaciones, y el último, el más lindo pero el menos sintácticamente sorpresivo, es cuando una ya la quiere a la otra como un sapo sin techo, como un globo globo globo, entonces una lee lo que la otra escribe, y dice, "ah... claro por esto la quiero mucho, voy a ponerle eso, "te quiero mucho" pero... pts! ya se lo puse ayer... ¿solo eso tengo para decirle?" Entonces una para no sentirse tan reiterativa y aburrida explica como viene la mano con el cariño y después (y por fin) se calla y dice lo único que quería decir.

que te quiero mucho


me gusta esta poema, me gusta mucho.

piero dijo...

se caga de risa.....lo bien que hace.
saludo

agdamus dijo...

Es un sapito feliz

Niño Naranjo dijo...

En Santa Fe le dicen repulgue, a veces... (jijiji), hacía mucho que no pasaba, le mando un beso.