24.2.08

decadrón

considerar el fracaso como opción,
entender que las abejas pican,
que no hay forma de tener paz así

considerar el veneno que la abeja
me dejó en el pecho, bajo la ducha,
que no hay forma de tener paz así

comenzar a considerar a la abeja,
ellas y yo, tenemos un tipo de relación...
nos enfrentamos en lugares inhóspitos:
el encanto de la sorpresa

lo que no consiga por propios medios
lo que mate porque sí cada vez, ellas,
lo proporcionarán en comodos aguijonazos:

ayudandome así, a terminar de una vez,
el eterno frasquito de miel
de la derrota.




6 comentarios:

Ignoto Transversal dijo...

Sweet emotion:

FAMILIAR GROUND (suelo conocido)

Tengo un amigo, poco original lo mío, usted también.

sueña; como usted pero distinto, como yo pero tranquilo
años pasó preguntando a quien se le cruzara: “las hormigas duermen?”
al final él, por él, obtuvo la respuesta (transcurren, apenas, una especie de letargo.)

de abejas, venenos y aguijones acumuló sensaciones y marcas.

me dijo, te digo,
la abeja ataca al percibir peligro, la víctima padece por suponer peligro
víctima y victimario son presas de propia percepción.

no hay derrota en esta escena, solo malentendido. el fracaso no es opción, la miel jamás es amarga… puede ser sólida y demandar tiempo… trabajo, ponerla en condiciones de ser saboreada…

qué nos autoriza a desalentarnos y pretender abandonar al intento (la vida?) por complicado, dice mí amigo, rendirse al desaliento suena descomedido.

el fracaso no es opción… el fracaso no es…

sale el sol y nosotros a pelear cada segundo, defendiendo nuestra ruta.

besos, flores, música… música, flores, besos…


PD: dicho popular argento “el que afloja pierde” (tengo música nueva, mucha, el puto disco rígido revienta. avisame y te alegro los oidos)

http://boomp3.com/m/b88802a1242d/el-terceto-hugo-cuando-duerme

Vassily Russov dijo...

Parecés la protagonista de Los Rubios, de Albertina Carri.

dear prudence dijo...

uf uf...
eso fue un golpe duro,
no se si sentirme halagada o seguir llorando un día más.

saludos querido,
es grato tenerlo de vuelta por aquí-

Niño Naranjo dijo...

Ey Diar, vuelviste! Eselente. La vuelta completa, más la palabra del ignoto. Hago un barril de 50 para mi cumple, ¿se viene?

Atte. el cítrico litoraleño.

anónimaux dijo...

que bué
moi bué

dear prudence dijo...

se agradece,
se agradece.

saludos para usté